Otro Madrid posible: Uno sin Esperanza Aguirre

19 may 2011
3 comentarios
comentar
trackback
Compartir




OPINIÓN | POR

Podría comenzar de otra manera, pero lo haré con una idea muy clara: Otro Madrid es posible. Un Madrid sin Esperanza Aguirre. Llevamos dieciséis años de gobierno del PP en los que todo se ha estancado y nada pasa. Madrid es una foto en blanco y negro que amarillea por las esquinas a causa del paso del tiempo.

carla antonelli Otro Madrid posible: Uno sin Esperanza Aguirre

Más de medio millón de madrileños están sin trabajo, y su situación parece alegrar a la presidenta Aguirre, si con ello puede acusar a Zapatero y, de paso, tratar de sumar votos a costa de la tragedia de esas personas, que han de saber que las políticas de empleo son responsabilidad del Gobierno regional. El PP de Aguirre propone un sistema educativo que premia el integrismo religioso y la educación sexista, y que recorta año tras año las partidas para una educación pública e igualitaria.

El PP de Aguirre defiende un modelo sanitario privatizado que convierte el derecho a la salud en un negocio para sus amigos. El PP de Aguirre menosprecia la diversidad cultural, sexual o étnica que enriquece nuestra Comunidad, e impone un modelo de televisión pública en la que se manipula la información de manera grosera. Lo demás son gestos y fotos oportunistas, como la visita de rigor -como siempre que está en campaña- de Aguirre al Centro de Atención LGTB de la capital. Sorprendente, cuando ni siquiera sabe diferenciar entre orientación sexual e identidad de género.

Muchos despropósitos. Intransigencia, pensamiento único… Suficientes motivos para reaccionar, movilizarse y tomar partido.

Desde el 7 de febrero, cuando el Secretario General del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, dio a conocer su apuesta -valiente e inédita- de incorporarme a su candidatura, se ha cuestionado todo, hasta mi propia existencia. Quienes lo hicieron se encargaron poco después de demostrar cuánta necesidad aún queda de visibilización y normalización, cuando nos sorprendieron con aquel “chica, chico, chique” y cuando dijeron que “preferían a una persona con Síndrome de Down o un enfermo de SIDA que al Antonelli ese”. Nada más lejos de molestarme. Al contrario. El tono peyorativo de quienes difunden estos planteamientos -o los comparten- revela el clasismo y el desprecio con que se nos mira desde ciertos sectores ultraconservadores y radicales de la derecha madrileña y española. Se retratan solos.

carla antonelli arriba Otro Madrid posible: Uno sin Esperanza Aguirre

Queda un largo camino por recorrer, a pesar de que muchos de quienes nos negaron el pan y la sal vienen ahora a decirnos que la normalización está en no reivindicar ni visibilizar nuestros logros, y mucho menos celebrar el Día del Orgullo el 28 de junio. Me llama la atención que se escriban o emitan informaciones sobre los kilos de basura que genera la fiesta del Orgullo, y se olvide que otras fiestas -como el Día de la Hispanidad, las Fallas, los Carnavales o la Semana Santa- provocan tanto o más ruido y basura. Cuando se repite año tras año, deja de ser una casualidad.

En un acto reciente sobre Enrique Tierno Galván en la sede del PSM, me fijé en un periódico enmarcado con una información sobre la primera mujer conductora de la EMT. Inevitablemente pensé que si aquello fue motivo de orgullo y de un titular de prensa -como lo fueron la noticia de la primera mujer policía, bombero, minera, o la de aquella mujer negra que ocupó un asiento solo para blancos en un autobús norteamericano-, cuál es entonces el motivo para no valorar el hecho de que, por primera vez, una mujer transexual sea representante de la ciudadanía en un Parlamento español.

CARLA JPEG 3 Otro Madrid posible: Uno sin Esperanza Aguirre

No nos engañemos, en el fondo lo que quieren es que sigamos “debajo de la piedra”, y que por ningún lado asomemos la cabeza. Tenemos que desenmascarar a aquellos que, con la bandera de una supuesta normalización, en realidad pretenden enviarnos otra vez a la caverna del oscurantismo y de la negación.

Lo grande de la democracia es que aquella niña de diecisiete años que huyó de su casa de Güímar con más miedo que vergüenza, que conoció esquinas durante su juventud en Canarias y se hizo adulta sobre los escenarios en la península, va a mirar a los ojos a Esperanza Aguirre, como diputada de la Asamblea de Madrid. Y va a mirarla de igual a igual, gracias al partido que más reformas sociales ha realizado en tan corto periodo de tiempo. Su compromiso con la igualdad ha dado como resultado que lesbianas, gays, transexuales y bisexuales hayamos visto muchos de nuestros derechos reconocidos por ley.

El PSM se compromete a promover una Ley Integral de Transexualidad y Contra la Discriminación, a potenciar la igualdad de trato y la no discriminación en todos aquellos aspectos relacionados con las personas mayores del ámbito LGTB, a la creación de tutorías de atención a la diversidad afectivo-sexual en institutos, a promover un plan contra el sexismo y la homo-transfobia en el contexto escolar y a que se considere la Semana del Orgullo como bien de interés cultural, entre otras propuestas de Gobierno.

El día 22 tenemos una cita con las urnas, para lograr otro Madrid, el del cambio progresista y necesario, después de dieciséis años en desesperante inmovilismo. Otro Madrid es posible.

Carla Antonelli es activista y candidata a diputada por el PSM a la Comunidad de Madrid. Este artículo se publicó dentro la sección ‘Pluma invitada’ de la Revista Shangay.


pixel Otro Madrid posible: Uno sin Esperanza Aguirre
 

Noticias relacionadas:

Más sobre: , ,

3 Comentarios

  1. Guillermo dice:

    Los únicos que han hecho visitas electorales a Chueca son Lissaveztky y Tomás Gómez, que en su vida han ido a Chueca, salvo para hacerse una foto-posado esta campaña electoral y comprar ” hasta cuatro libros”(OOOOOOOOOHHHHHH) esperamos que logren asimilar algo para la larga oposición que se le avecina a ambos,
    ( bueno eso si se deciden no largarse como hacen todos sus colegas cada vez que pierden)

  2. Elena dice:

    La Comunidad de Madrid, al frente de Esperanza Aguirre es la que más he hecho por la población lgtb; la única que cuenta con un centro de atención lgtb( que por cierto no ha visitado nunca en campaña tal y como ella dice)abierto doce horas al día, una Unidad de Identidad de Género,que fue iniciatva personal de ella asumir esta demanda, por lo que supone que el tema lo conocerá de algo y que cubre la atención integral sanitaria a todas las personas transexuales,así como proyectos de integración laboral para las personas trans por citar algunos ejemplos.
    Por cierto estupendo que Carla vaya como diputada, pero seamos coherentes con la realidad.

  3. jose dice:

    todo este reportaje es mentira, madrid esta mejor que nunca, los extranjeros que aqui vienen alucinan con la libertad de esta ciudad, es verdad que hay paro, pero 5 millones en toda españa, son culpa de las politicas del gobierno zapatero que tanto defiendes con mentiras y sabiendo que mientes, lo de la educacion no es verdad, el integrismo religioso es una obsesion tuya…….y ya nada mas…..es muy facil hacer politica barata
    cuando no se tienen argumento..resulta que el paro es culpa de Aguirre, no vale la pena ni contestar y si los madrileños estuvieran descontentos con ella o con su alcalde no les votarian y que yo sepa os sacan mayoria absoluta……..hayyyyyy…..a aguantarse señorita Antonelli……y gracias por el valor que le ha hechado usted durante muchos años a la causa….que lo cortes no quita lo valiente.

Deja tu comentario


- 1 = 1

Cómo comentar

 


 





 
Más especiales

Gestionada por:OutMedia.es | Agencia de Comunicación, Marketing y diseño web especializada en difusión online