Archivos por Etiqueta: Daniel Craig

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres


barra nueva blog cine Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres


Más críticas
| Estrenos de cine  | Por J. Valer (@jauvaler)

No es ninguna sorpresa que la maquinaria hollywoodiense se haya fijado en el arrollador éxito de las novelas de Stieg Larsson, y más después de la precipitada, y un tanto fallida, versión sueca, para hacer un lujoso remake capitaneado por el gran David Fincher.

millenniumI Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeresNo hay nada nuevo que aportar desde el punto de vista argumental, incluso se puede decir que el guión firmado por Steven Zaillian es más fiel a la novela que su antecesora, aunque el resultado es mucho más preciso y satisfactorio, no sólo desde el punto de vista narrativo, donde se aporta claridad en la resolución de las tramas, sino también desde un cuidado y logrado acabado técnico perfectamente orquestado por el director de títulos como El club de la lucha o La red social.

Desde su prólogo coronado con unos hipnóticos títulos de crédito, pasando por su gélida puesta en escena, la brillante utilización del montaje o su espectacular banda sonora, : Los hombres que no amaban a las mujeres es un perfecto ejercicio que tiene su mayor lastre en la popularidad de la novela que adapta y en la reciente versión cinematográfica y televisiva que una gran mayoría ya conocen, y aunque este versión mejore mucho la calidad del producto, sólo aquellos que desconocen el material previo podrán disfrutar plenamente de esta notable película.

millennium 1 Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeresEl gran acierto de la propuesta de Fincher está en la lograda química de la pareja protagonista, y en la detallada composición de sus personajes: Daniel Craig (Detrás de las paredes) va más allá de ser el reclamo publicitario del film con un trabajo creíble y Rooney Mara (La red social), al igual que ocurriese con Noomi Rapace en la versión sueca, se convierte en la revelación del film a través del personaje bombón de Lisbeth Salander.

En definitiva, un film oscuro, turbio, perfectamente realizado y bastante notable.