Archivos por Etiqueta: Morbo

Idilio en la kiss-room


cabecera estanochesexo blog Idilio en la kiss room

Contenido para adultos | SuscríbeteMás artículos | Por Leonardo Mur

1ª parte de la saga París. Lo que voy a contar no es una novela, es real, pero por capítulos.

Estaba yo fascinado con los modelos en una fiesta de moda con mi amigo, él es muy sociable y siempre que salgo con él nos pasan cosas geniales e inesperadas, saldría más con él pero siempre está ocupado con trabajo y hombres, sobretodo con hombres y más hombres.

El caso es que estaba yo despistado haciendo un estudio personal sobre qué es lo que diferencia a los modelos de mí, mientras mi amigo se socializaba con unos desconocidos a mi lado. Uno de esos con los que mi amigo hablaba me preguntó si les miraba tanto porque me gustaban o quería ser como ellos, le dije la verdad, lo que más me gusta es envidiarles, desear tener su ropa y fantasear con levantarme una mañana y tener unos pectorales prominentes y una cintura estrechísima. Él se rió y yo fui a saludar a otros amigos que llegaban en ese momento.

Ese hombre que me habló tiene un nombre, pero para vosotros será Jean Paul porque es francés y tiene un tatuaje marinero, muy Gaultier. La fiesta empezaba a decaer y yo estaba cerca de los modelos cotilleando un poco, Jean Paul vino al lado de mi sociable amigo y me dijo con acento francés si me iba con ellos a otro sitio, vamos, que me estaba invitando a unirme a mis propios amigos, qué gracia.

Nos fuimos todos a Chueca y allí le conocí mejor, yo no sabía lo que iba a pasar después, pero Jean Paul tiene muy buen cuerpo y mientras hablábamos descubrí que vive Londrés, eso del extrangero mola mucho, el romance es corto, pero intenso y el no es igual como cuando se podría quedar cualquier otro día. Hay algo intenso en el rollo de follarse a un viajero que va a partir.

Como tenía tan buen cuerpo y el rollo del viajero me pone mucho le puse la mano en el brazo y sólo me incliné lo justo para darle pie a besarme pero no tanto como para que si no me besa me sintiera incómodo. Me dio un pico.


– Vente a París conmigo esta semana.

– ¿Así de repente? No.

– Quiero presentarte mi ciudad.

idiliomoda grande Idilio en la kiss room

En aquella ocasión el trabajo le llevaba a París, pero le dije que no. Me propuso ir el día 26 de diciembre y pasar con él la semana antes de año nuevo. Le prometí pensarlo y al final acepté porque un viaje a final de año es una buena idea para pasarlo bien y reflexionar sobre el cambio de año y de vida.

Ese día no follamos y él se fue al día siguiente, pero estaba seguro de que le volvería a ver, y tenía ganas de que fuera en París. Jean Paul era un hombre fascinante.

Y sólo tenía una pega… su profesión.

… Continuará XD